• 928 948 066 / 928 949 434
  • 2019: L-V: 9:00-18:30 | S: 8:30-13:00
  • CITA PREVIA

CUIDADOS HABITUALES

Es importante que se lleve un cuidado básico de su vehículo adecuado y regular. La mayoría de los cuidados son mínimos y se pueden llevar a cabo en el día a día, lo que ayuda tanto a una inspección favorable como a mantener la seguridad de los ocupantes y del resto de usuarios. Por ello, es importante estar alerta y conocer el estado óptimo de tu vehículo.

RUIDO

Estar alerta a ruidos inusuales y/o nuevos que podrían indicar alguna avería.

FRENOS

Conocer el correcto funcionamiento de los frenos. Mostrar especial atención a su funcionamiento en situaciones especiales como de lluvia.

ALUMBRADO

Revisar continuamente todo el alumbrado del vehículo; luces de freno, intermitentes, luces largas, luces cortas, etc.

NEUMÁTICOS

Es recomendable revisar los neumáticos regularmente, tanto por posible desgaste como por pérdida de presión.

NIVELES DE ACEITE Y AGUA

Inspeccionar puntualmente los niveles de aceite, agua y líquido de frenos que necesita el vehículo. Revisar con regularidad estos niveles puede prevenir problemas graves en el motor del vehículo.

BUEN ACONDICIONAMIENTO

Mantener el buen estado tanto del interior como del exterior del vehículo hará que nuestros trayectos sean seguros. Comprobar: cinturones de seguridad, carrocería, espejos, limpiaparabrisas, etc.

DOCUMENTOS OFICIALES

Tener siempre dentro del vehículo los documentos oficiales en caso de inspección en carretera, así como elementos obligatorios: triángulos y chaleco reflectante (situado en un lugar cercano al asiento).